La comunidad LGBTI teme por sus derechos en el próximo sexenio

Publicado el día 20 de Marzo del 2018, Por Fortune

México ocupa el segundo lugar entre los países con más asesinatos por orientación sexual, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

...

La elecciones del 1 de julio no sólo definen el rumbo que tomará México en cuestión política y de visión económica.  También están en juego los aspectos sociales y entre ellos destacan los de la comunidad LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales).

Mientras avanza el conservadurismo en Latinoamérica, la comunidad está temerosa, ya que siente que están a punto de perder los acuerdos que se han establecido hasta el momento, reporta un análisis de Reuters.

“Confío en la Constitución y la Suprema Corte de Justicia: un derecho ganado no lo podemos perder. No va a haber retrocesos, pero puede no haber más avances”, expresó a la agencia Francisco Robledo, director de ADIL, una firma que asesora empresas para eliminar sesgos de discriminación en el ámbito laboral, sobre la posibilidad de que un partido de derecha gane el 1 de julio.  

Cómo serían las elecciones del 1 de julio con blockchain
Recomendamos:Cómo serían las elecciones del 1 de julio con blockchain

En 2010, la Ciudad de México legalizó el matrimonio igualitario y en los años siguientes otros estados se unieron a esta decisión. A mediados de 2015, gracias a una decisión de la Suprema Corte de Justicia, a las familias homoparentales se les permitió adoptar niños en todo el país.

Pese a los avances, la discriminación aún se percibe en el país, de acuerdo a distintos activistas de la comunidad LGBTI, entrevistados por Reuters.

México ocupa el segundo lugar entre los países con más asesinatos por orientación sexual, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por ello, a fines de enero nació la coalición mexicana LGBTTTI+ con el firme deseo de que los candidatos presidenciales y otros aspirantes a cargos de elección popular hagan suyas las preocupaciones sobre crímenes de odio, por beneficios de salud, participación política y discriminación laboral.

Ninguno de los candidatos que hasta el momento se perfilan para ser el próximo presidente de México ha levantado la voz para defender los derechos de la comunidad homosexual, lo que preocupa a voceros del movimiento LGBTTTI.

“El temor que existe es válido, nosotros mismos hemos expresado que necesitamos una postura muy clara sobre este tema y Andrés Manuel (López Obrador) nos escuchó y ha tenido una postura muy clara, más clara que nunca”, dijo Temístocles Villanueva, secretario de Diversidad Sexual de Morena, el partido político de López Obrador, quien contiende por la presidencia por tercera ocasion consecutiva.

“Le exigimos a todos los partidos y a todos los candidatos tener una postura clara sobre este tema. Ya la tuvo Andrés Manuel y no le hemos visto al resto de los candidatos”, agregó el cineasta de 28 años.

El PAN se ha opuesto a la defensa del matrimonio homosexual, la adopción homoparental y el aborto.

El avance de los movimientos conservadores no es exclusivo de México. En el resto de América Latina el evangelicalismo ha crecido a costa de la Iglesia católica y en Costa Rica podría tener su primer presidente en Fabricio Alvarado, un diputado evangélico que lidera las preferencias.

“Lo que puede pasar es que la agenda de los grupos conservadores sea tan fuerte que obligue a los candidatos a no tomar ninguna postura sobre el tema”, opinó el analista político Genaro Lozano, en entrevista con Reuters.

“Como no hay cifras de cuántos somos, los candidatos creen que puede más el conservadurismo de un país donde el 85% de la población se considera católica”, agregó Lozano.

A pesar de que no existen estadísticas oficiales sobre el número exacto, algunos estudios privados sostienen que la población abiertamente LGBTI de México oscila entre el 8 y el 12% de los 130 millones de mexicanos, un porcentaje en línea con la tendencia mundial.

Te puede interesar:

  • ...