El chantaje de Trump: un TLCAN justo a cambio de blindaje arancelario

Publicado el día 05 de Marzo del 2018, Por Redacción

La séptima ronda de negociaciones queda en medio de las turbulencias comerciales al acero y aluminio.

...

El presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos no reducirá los aranceles sobre el acero y el aluminio de México y Canadá, a menos que los dos países acuerden un Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) renovado que sea justo para el país vecino.

"El TLCAN, que se encuentra en renegociación en este momento, ha sido un mal negocio para los Estados Unidos. Reubicación masiva de empresas y empleos", dijo el presidente en un tweet el lunes.

"Las tarifas sobre acero y aluminio solo se obtendrán si se firma un acuerdo nuevo y justo del TLCAN".

We have large trade deficits with Mexico and Canada. NAFTA, which is under renegotiation right now, has been a bad deal for U.S.A. Massive relocation of companies & jobs. Tariffs on Steel and Aluminum will only come off if new & fair NAFTA agreement is signed. Also, Canada must..

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) March 5, 2018
Canadá debe tratar a los agricultores estadounidenses "mucho mejor", y México debe evitar que las drogas "lleguen a los Estados Unidos", agregó.

...treat our farmers much better. Highly restrictive. Mexico must do much more on stopping drugs from pouring into the U.S. They have not done what needs to be done. Millions of people addicted and dying.

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) March 5, 2018

Es la última señal de que el plan de Trump para imponer aranceles rígidos sobre el acero y el aluminio está eclipsando las conversaciones para revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

La intervención del presidente puede complicar un proceso que ya tiene retrasos con poco progreso en los asuntos más polémicos. Incluso el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo señaló que México no debe ser incluido en el plan.

“Es la manera equivocada de incentivar la creación de un #TLCAN moderno”, agregó Guajardo en su cuenta de Twitter.

México no debe ser incluido en los aranceles de acero y aluminio. Es la manera equivocada de incentivar la creación de un 5 de marzo de 2018

Hasta hace poco, la investigación de Estados Unidos sobre los riesgos de seguridad nacional del acero y el aluminio se ha considerado separada de las discusiones del TLCAN.

Durante el fin de semana, los asesores de Trump no dieron indicios de que ningún país fuera excluido de las tarifas.

La séptima ronda de negociaciones concluirá este lunes en la Ciudad de México. El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer tiene previsto reunirse con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y la canciller canadiense, Chrystia Freeland.

La decisión de Trump sobre los aranceles llegó el jueves en medio de las conversaciones, atrapando a los negociadores por sorpresa.

El domingo, los principales asesores comerciales de Trump dijeron que el presidente no quiere que ninguna nación sea excluida de las tarifas, que se impondrán esta semana.

Canadá, el mayor proveedor de acero y aluminio de Estados Unidos y México, la cuarta fuente de acero para ese país, han pedido ser excluidos.

Ambos indicaron que responderán en caso de que Trump los incluya en los rígidos deberes.

En otro comentario en Twitter sobre las conversaciones, Trump recordó que “Canadá debe tratar mejor a los agricultores estadounidenses” y México “debe hacer mucho más para detener el ingreso de drogas a Estados Unidos”.

“Ellos no han hecho lo que se necesita hacer. Millones de personas son adictas y están muriendo”, añadió.

Para frenar el narcotráfico a su país, el mayor mercado de drogas del mundo, y a migrantes ilegales, Trump planea construir un muro en la frontera de Estados Unidos con México. El mandatario ha dicho que México debe pagar por ese muro, lo que México considera impensable.

En respuesta a Trump, el canciller mexicano, Luis Videgaray dijo en Twitter que el tráfico de drogas es una responsabilidad compartida entre México y Estados Unidos, y que solo trabajando juntos sobre la oferta y la demanda se podrá terminar con el flujo ilegal de drogas, dinero y armas entre ambos países.

El tráfico ilegal de drogas es una responsabilidad compartida entre Mexico y EUA y nuestra cooperación se guía por este principio. Solo trabajando juntos sobre la oferta y la demanda podemos terminar con el flujo ilegal de drogas, dinero y armas entre nuestros países.

— Luis Videgaray Caso (@LVidegaray) March 5, 2018

En las conversaciones del TLCAN en la Ciudad de México, los negociadores acordaron otras dos áreas temáticas y discutieron los detalles de la idea de Canadá de volver a trazar la forma en que se mide el contenido regional en la producción de automóviles.

Sin embargo, trabajar en el tema de autos, que puede ser la clave de todo el trato, ha sido lento.  

Ahora parece imposible que los negociadores logren su objetivo de llegar a un acuerdo a fines de este mes, especialmente ante la perspectiva de una escalada de las tensiones comerciales derivadas de la disputa sobre el acero.

"Aplaudo al presidente por apuntar al acero y el aluminio que se comercializan injustamente", dijo el representante Kevin Brady, un republicano de Texas y presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, a la prensa en Ciudad de México el domingo.

"Pero los aranceles generales que también afectan el comercio justo de acero y aluminio, especialmente con socios comerciales como Canadá y México, deberían ser excluidos", agregó Brady.

Se avanzó en los "aspectos prácticos" de un nuevo acuerdo, dijo Brady después de ser informado.

México sin un TLCAN: lo bueno, lo malo y lo feo
Recomendamos:México sin un TLCAN: lo bueno, lo malo y lo feo
El anuncio de Trump de que planea imponer aranceles del 25% sobre el acero importado y el 10% sobre el aluminio cayó como una bomba durante la séptima ronda de conversaciones del TLCAN, provocando improperios de al menos un negociador y ensombreciendo los esfuerzos para actualizar el acuerdo de 1994.

México y Canadá comenzaron a negociar con Estados Unidos en agosto por iniciativa de Trump, quien repetidamente dijo que el TLCAN llevó a las compañías estadounidenses a despedir trabajadores y trasladar fábricas a México.

Trump ha prometido negociar un mejor trato para Estados Unidos o retirarse.

Los temas más polémicos incluyen una propuesta para exigir una producción de autos con mayor contenido regional, barreras estacionales a los productos agrícolas, compras de gobierno, resolución de controversias y la cláusula sunset, que rescinde el tratado cada cinco años.  
México cambia el maíz de EU por el de Brasil
Recomendamos:México cambia el maíz de EU por el de Brasil

Las reglas para los automóviles fueron programadas para jugar un papel prominente durante la última semana, pero el principal negociador estadounidense sobre el tema fue convocado apresuradamente a Washington el primer día de las conversaciones para reunirse con representantes de las compañías automotrices estadounidenses.

Los negociadores ahora planean programar más discusiones sobre vehículos antes de la próxima ronda formal de negociación.

"Es un retraso en los objetivos originales que se impusieron a sí mismos de hacer el tratado en unos pocos meses, pero muchos de nosotros lo entendimos como una declaración política en lugar de algo factible", dijo Carlos Vejar, abogado de Holland & Knight, que formó parte del equipo de negociación de la Secretaría de Economía durante más de dos décadas.

En la Ciudad de México, los negociadores terminaron el trabajo sobre mejores prácticas regulatorias y pautas de transparencia, también llegaron a un acuerdo sobre las normas para la industria química, según personas familiarizadas con las conversaciones, que pidieron no ser identificadas porque las negociaciones son privadas.

Los negociadores han completado cinco de los aproximadamente 30 capítulos, que probablemente incluyan el acuerdo actualizado.   

Aún así, dicen que se han logrado avances importantes en otras áreas y un acuerdo podría unirse rápidamente una vez que se resuelvan los problemas más difíciles.

"Las negociaciones del TLCAN se encuentran en un punto crítico donde hay cuestiones específicas y muy técnicas que se elevarán a un nivel superior de toma de decisiones, fuera de la mesa de negociaciones", dijo Vejar.

"Algunos de esos problemas no se resolverán hasta el final de las negociaciones, en el último momento. O haces el trato, o simplemente no puedes " añadió.

Aunque nadie sabe todavía si Trump tendrá la paciencia para aguantar el proceso.  

Te puede interesar:

  • ...