Cómo serían las elecciones del 1 de julio con blockchain

Publicado el día 06 de Marzo del 2018, Por Fortune

Utilizar la cadena de bloques para blindar los comicios electorales alejaría las prácticas fraudulentas.

...

Imagina que ya han finalizado las campañas, es primero de julio y te dispones a votar. Solo que esta vez quizá no sea necesario que salgas de casa para dirigirte a la casilla que te corresponde, hacer largas filas, llenar tu dedo de tinta e irte a casa pensando si realmente tu voto contribuirá a un proceso limpio y democrático. 

En esta ocasión, solo levantarás tu teléfono o abrirás tu computadora -sin importar en el lugar en el que te encuentres-, meditas una vez más quién quieres que ocupe Los Pinos por los próximos seis años y te preparas para dar click.  

Siempre has sabido que el voto es libre y secreto, pero esta vez será libre, secreto y ultra seguro.  

¿Difícil de imaginar? Este escenario en cualquier momento podría volverse realidad gracias a los usos ilimitados que se le puede dar a la cadena de bloques, mejor conocida como blockchain, y la misma que que soporta a algunas criptomonedas como Bitcoin, Ripple o Ethereum.
Es tiempo de confiar en la tecnología blockchain
Recomendamos:Es tiempo de confiar en la tecnología blockchain

La tecnología comienza a ser estudiada para aplicarse a diferentes industrias y no solo para respaldar divisas digitales. Por ejemplo para hacer envíos de dinero más seguros o llevar un mejor control de los inventarios.

La innovación radica precisamente en su democratización: cientos de computadoras repartidas por el mundo, unidas por un código abierto, unen bloques de información cuyo origen y consecuencia deben ser verificados antes de que un nuevo bloque sea
añadido.

Al usar blockchain, la información no se maneja como cifras o palabras, sino que se convierte en códigos para mantener su privacidad.

Si esos códigos se alteran o se modifican, el registro está abierto para que todos los involucrados lleguen a un consenso acerca de la transacción que están viendo y la validen.

Así, es imposible alterar o eliminar la cadena de datos si ésta depende de varios verificadores que solo intercambian códigos. Por lo que se trata de una propuesta muy bien ingeniada para combatir los vicios de  las instituciones tradicionales.

Es aquí en donde los procesos electorales se presentan como un campo de prueba de blindaje del voto.

Las elecciones de 2018 serán las más caras de la historia de México: se contempla un gasto de 25,000 millones de pesos y la participación de casi un millón de personas para operar las casillas, además de la impresión de 278 millones de boletas.

Cada año, acudir a las urnas ha significado actos violentos y de corrupción. Tan solo de enero a julio del año pasado, la FEPADE reportó 1,105 casos de probable comisión de faltas electorales, un 20% correspondiente a posible compra del voto.

La pregunta que queda en el aire es cómo reducir los costos y blindarlas de probables prácticas fraudulentas. Quizá blockchain pudiera jugar un papel importante para resolver la problemática. 

La tecnología blockchain, explicada en cinco puntos
Recomendamos:La tecnología blockchain, explicada en cinco puntos
Udemy, una plataforma de enseñanza en línea realizó un análisis de cómo se desarrollarían unos comicios electorales con esta tecnología.

Además de evitar largas filas y desperdicio de material -tan sólo para estas elecciones se necesitarán 2,080 toneladas de papel para la impresión de las boletas-  blockchain garantizaría seguridad y confidencialidad al proceso del voto.

Primero, al determinar la identidad del ciudadano y asignarle un código único que solamente se puede validar mediante el uso de criptografía, es decir, se asignará un voto único y privado por ciudadano.

Segundo, al generar y entregar un código individual ya sea de manera digital, a través de una aplicación en un dispositivo móvil o computadora, o de manera física (impreso en un papel utilizando un código QR).

Con esto, la duplicidad de votos sería casi imposible al ser un proceso automatizado
donde los ciudadanos solo podrán votar una sola vez. Se generaría más confianza
al tener procesos avanzados de identificación del votante, como el escaneo del
iris para otorgarle su código único.

Además se haría imposible que terceros conocieran el voto de cada ciudadano al estar
encriptado.

Basta de prácticas conocidas como operación carrusel, rasurado del padrón,
ratón loco, mapaches o urna embarazada, que se popularizaron y adoptaron cuando el objetivo era beneficiar a algún candidato al duplicar o falsear votos de
ciudadanos reales o inexistentes.  

Al utilizar blockchain el día de las elecciones, los ciudadanos emitirán su voto solo una vez vía electrónica desde cualquier ubicación física y el sistema mantendrá constancia en una cadena de bloques de todos los votos realizados, sin que existan intermediarios que puedan alterarlos ya que el proceso será totalmente automatizado.

Una vez que el voto quede registrado en una cadena de bloques, esa información quedará grabada de manera permanente, inmutable y de manera inmediata.  

Los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) prometen tener una alternativa de conteo rápido, de manera que a las 23 horas del 1 de julio los mexicanos ya puedan conocer quién será el próximo presidente de México.  

Con blockchain el conteo sería en tiempo real y sin intermediarios, incrementando
la confiabilidad y reduciendo la incertidumbre del tiempo entre que cierran las casillas y se inicia el cómputo de los votos.

También se incrementarían las posibilidades de auditoría al contar con registro de cada una de las transacciones-votos hechos.

Aunque todo esto cae en la utopía de las elecciones ideales, aún queda mucho por hacer. Para lograr este escenario, las autoridades electorales y de gobierno "necesitan crear un sistema fuerte, confiable y seguro para que las elecciones ocurran sin algún percance", manifiesta Udemy.  

Rusia, Brasil y Estonia ya trabajan en programas de prueba para probar blockchain en escenarios que involucren elecciones.

El objetivo es incorporar este tipo de tecnología y lo que conlleva en términos de implementación, administración, seguridad, mantenimiento y resguardo, además de concebir nuevas reglas para su uso y sanciones.

La organización hace un llamado "necesario" para que los legisladores comiencen a prestar atención a las nuevas tecnologías que tienen el potencial de contribuir a mejorar los procesos electorales.

México no es tan ajeno al tema. La prueba está en la reciente aprobación de la Ley de Tecnología Financiera, que sienta las bases para crear un mercado de mayor competencia entre empresas innovadoras, acortar la brecha de inclusión financiera y adoptar tecnologías de primer nivel para el acceso a servicios financieros de primera, bancarización y seguridad al realizar transacciones.   

Ahora solo queda esperar.

Te puede interesar:

  • ...