Chile le declara la guerra al Tigre Toño y a todo personaje de comida chatarra

Internacional

Chile le declara la guerra al Tigre Toño y a todo personaje de comida chatarra

Esta restricción cambiará los alimenticios de 18 millones de personas / Crédito foto: Getty Images

Redacción 9/02/18

Una nueva ley para el etiquetado y la venta de estos alimentos busca revertir el creciente índice de sobrepeso en su población.

El gobierno chileno, en respuesta a un aumento en las tasas de sobrepeso y obesidad, emitió esta semana una serie de restricciones que los expertos aseguran son de las más ambiciosas en el mundo, enfocadas principalmente en el etiquetado de alimentos poco saludables.

Así de fácil: Mataron al Tigre Toño, ese personaje emblemático del mundo infantil que llama a los niños a comer esas hojuelas de maíz azucaradas que contiene el conocido cereal Zucaritas, de Kellogg.

También le declararon la guerra a Chester Cheetos y prohibieron los Kinder Sorpresa, esos huevitos de chocolate que incluyen un juguete armable.

Las industrias multimillonarias de alimentos y refrescos buscarán evitar que esta ley no llegue a otro países.

El objetivo de las restricciones de comercialización, rediseños obligatorios de empaques y normas de etiquetado están destinadas a transformar los hábitos alimenticios de 18 millones de personas.

Un dato alarmante que hizo que el gobierno chileno pusiera manos a la obra fue que la obesidad y la mala alimentación contribuyen a cuatro millones de muertes prematuras al año.

De acuerdo con el New York Times, expertos en nutrición explican que las medidas son el intento más ambicioso del mundo para rehacer la cultura alimentaria de un país.

A su vez, afirman que podrían ser un modelo de cómo cambiar el rumbo de una epidemia mundial de obesidad.

"Es difícil exagerar la importancia de las acciones de Chile, o lo difícil que ha sido llegar frente a las presiones habituales", declaró al diario Stephen Simpson, director del Centro Charles Perkins, una organización de académicos centrados en la ciencia de la nutrición y la obesidad.

Las industrias multimillonarias de alimentos y refrescos ejercieron presión para evitar con éxito la regulación en muchos otros países.

La transformación de PepsiCo en palabras de  Indra Nooyi, la CEO global

Relacionada

La transformación de PepsiCo en palabras de Indra Nooyi, la CEO global

Desde que se promulgó la ley chilena alimentaria hace dos años, obligó a gigantes multinacionales, como Kellogg, a eliminar a los icónicos personajes de dibujos animados de las cajas de cereales azucaradas y prohibió la venta de dulces como Kinder Surprise, que usan baratijas para atraer a los consumidores jóvenes.

La ley también prohíbe la venta de comida chatarra como helados, chocolates y papas fritas en escuelas chilenas, además de que dichos productos sean publicitados durante programas de televisión o en sitios web dirigidos a un público joven.

En este aspecto, a partir del 2019, los comerciales se eliminarán completamente de la televisión, la radio y las salas de cine entre las seis de la mañana y las 10 de la noche.

Lo natural, lo mejor

Otro de los aspectos que se tomó en cuenta fue el de fomentar la lactancia materna, un aspecto importante para el desarrollo de los niños y a partir de la primavera se prohibirá comercializar fórmulas para bebés.

Pero, ¿qué pasa con los refrescos de cola? Las bebidas con alto contenido de azúcar incluyen un impuesto del 18%, que se encuentra entre las tasas más altas de soda en el mundo.

La parte central de la Ley de Etiquetado de Alimentos chilena pretende crear un nuevo sistema para etiquetas que requiere que las empresas de productos empaquetados y envasados pongan sellos de advertencia de color negro si estos tienen alto contenido calórico o de grasas saturadas, azúcares o sales.

Al enfocarse en el etiquetado y publicidad de comida chatarra o poco saludable que atrae a los niños, el gobierno chileno espera poder cambiar los hábitos de la siguiente generación de consumidores.

Te podría interesar: En 2020 dejarás de ver un elemento en todos los Dunkin' Donuts

Más de Noticias

Lo Último