¿Trump, bueno o malo para la economía de EU? El análisis según 14 indicadores

Internacional

¿Trump, bueno o malo para la economía de EU? El análisis según 14 indicadores

Trump cumplió un año en la Casa Blanca este mes. / Crédito foto: Getty Images

Redacción 28/01/18

Estos datos evalúan el impacto de su llegada sobre los indicadores estadounidenses.

Los datos no mienten y creemos que los hechos deberían respaldar las opiniones -y no al revés-. Puede ser una idea anticuada, y es una que ha sido puesta a prueba en los 12 meses desde que el presidente de Estados Unidos Donald Trump se mudó a la Oficina Oval.

Trump cumplió un año, ¿cómo está la economía y qué tanto lo quiere EU?

Relacionada

Trump cumplió un año, ¿cómo está la economía y qué tanto lo quiere EU?

En 2017, los columnistas de Fortune en Estados Unidos seleccionaron una gama de métricas convencionales y caprichosas para juzgar el éxito del nuevo presidente.

En pocas palabras: con estas medidas, lo está haciendo mejor de lo que sus oponentes admitirán y peor de lo que sus seguidores creen. Te las presentamos a continuación.

Aumenta el déficit comercial

Como cualquier presidente, Trump se está atribuyendo el mérito a las buenas noticias económicas. Ha destacado el aumento de las acciones y la caída del desempleo.

Pero también considera los déficits comerciales como un signo de debilidad económica. Y para la gente que se preocupa por el hecho de que Estados Unidos compra más cosas de otros países de las que vende, las noticias no han sido tan buenas.

La última publicación de la Oficina del Censo y la Oficina de Análisis Económico señala que el déficit comercial fue 12 % más alto de enero a octubre de 2017 que durante el mismo periodo en 2016

El déficit comercial de EU fue 12% más alto de enero a octubre de 2017.

Por otros lado, el déficit comercial con China, una preocupación particular de Trump, es incluso mayor.

La administración podría responder a estas cifras aumentando su enfoque en imponer y amenazar aranceles. O podría ignorarlos. O, por último y menos probable, Trump podría decidir que dado que los déficits comerciales son compatibles con el crecimiento económico, tal vez debería dejar de preocuparse tanto por ellos.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Ramesh Ponnuru, columnista y editor senior de la revista estadounidense National Review.

Reconsiderando a Canadá

Una cantidad sorprendente de estadounidenses buscaron en Google “mudarse a Canadá” después de la victoria de Trump.

Su toma de posesión inspiró muchas menos búsquedas. Pero el interés en autoexiliarse se ha estancado desde entonces. ¿Podría ser que todos aquellos que amenazaban con irse ya se fueron?

¿Bloquear o no a Trump? Esta es la postura de Twitter

Relacionada

¿Bloquear o no a Trump? Esta es la postura de Twitter

Probablemente no. Durante el año pasado, los usuarios que buscaron en Google se interesaron intensamente en un tema completamente diferente: “Cómo destituir a un presidente”. Parece que los posibles expatriados cambiaron de rumbo a un plan un poco menos dramático. Y probablemente igual de improbable. 

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Elaine Ou, una ingeniera en blockchain en la firma Global Financial Access.  

La relación déficit-PIB

Esta medida, que rastrea la relación de déficits y crecimiento, tuvo una mejora anual mayor con Barack Obama que con cualquier otro presidente de Estados Unidos desde 1980, aunque solo Bill Clinton vio déficits perennes transformados en excedentes anuales.

Con Trump, la tendencia se está revirtiendo. La relación de déficit a PIB se amplió de 3.4% a 3% desde que Trump se convirtió en presidente, en medio de ingresos tributarios menores a los previstos, ganancias salariales poco robustas y una fuerza laboral que envejece.

Trump dice que los recortes de impuestos reducirán eventualmente el déficit, pero no hay estudios que lo demuestren.

La reescritura más extensa del código tributario de Estados Unidos en más de 30 años por el Congreso Republicano y firmada por Trump en 2017 costará un billón de dólares en 10 años, según a la Oficina de Presupuesto de Congreso no partidista.

Trump dice que los recortes de impuestos reducirán eventualmente el déficit al llevar el crecimiento del PIB a una tasa anual del 4%, sin precedentes en el siglo XXI. No existen estudios que muestren que tal salto sea posible.

NOTA DEL EDITOR: Esta opinión fue escrita por Matthew Winkler, exeditor de Bloomberg News y exreportero de The Wall Street Journal.

El surco del 'Rust Belt'

Los cuatro estados del Rust Belt (la zona industrial del Medio Este y Medio Atlántico de Estados Unidos) que le dieron a Trump su inesperada victoria en 2016 ha tenido un desempeño razonablemente bueno en el último año, mostrando fuerza cíclica, pero ningún cambio real en su desafortunada historia estructural.

Las tasas de desempleo en Pensilvania, Ohio, Míchigan y Wisconsin han caído. Sin embargo, el crecimiento combinado de la fuerza de trabajo en esos estados ha sido de un magro 0.4%, lo que sugiere que la imagen del empleo no ha mejorado lo suficiente para cambiar la narrativa del declive democrático a largo plazo.

Ese tipo de cambio requerirá más que tuits presidenciales y un recorte de los impuestos corporativos. La fortaleza económica cíclica es buena y supera a la alternativa, pero todavía no hay motivos para creer que el Rust Belt prosperará en 2025 mucho más de lo que lo hizo en 2015.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Conor SenLee, columnista de Fortune.  

Segundo en desregulación

Para el deleite de los seguidores y la furia de los oponentes, Trump ha cumplido sus promesas en flexibilizar las regulaciones. “La administración ha inculcado la confianza en los ejecutivos de negocios de que las nuevas regulaciones no están llegando”, escribieron Binyamin Appelbaum y Jim Tankersley en el New York Times.

Las medidas más significativas de aumentar las cargas regulatorias provienen del proyecto QuantGov, que rastrea palabras como “deberá” y “debe” que crean obligaciones legales en manuales gubernamentales en lugar de simplemente contar páginas.  

Trump tiene un largo camino por recorrer si quiere vencer al mejor año de Bill Clinton.

Sus datos muestran una desaceleración en el crecimiento de reglas federales, aunque no una reversión directa. Desde la toma de Trump hasta el 16 de enero de 2018, las restricciones crecieron alrededor de un 0.6% comparado con el 1.6% en 2016.

Eso no hace a Trump un campeón desregulador, sin embargo, y de hecho, lo pone
ligeramente detrás del penúltimo año de Obama. En 2015, las restricciones crecieron tan solo un 0.5%.

Desde 1970, el número de restricciones ha disminuido en solo tres años: 1983 (-2.19%), 1985 (-2.55%) y 1996 (-3.16%). Trump tiene un largo camino por recorrer si quiere vencer al mejor año de Bill Clinton.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Virginia Postrel, columnista y autora de libros referentes a la cultura política de Estados Unidos.

La manufactura aumentó

Los trabajos de las fábricas han sido una obsesión para Trump. Y después de permanecer sin cambios en 2015 y 2016, sus números han ido en aumento desde enero pasado.

Las ganancias no están tanto en el gran esquema de las cosas –un estimado de 196,000 trabajos de manufactura se crearon en 2017, comparado con los 4.7 millones perdidos desde principios de 2000– y la mayor causa es probablemente la disminución en el valor del dólar que comenzó en diciembre de 2016.

General Motors, Fiat y Ford piden a Trump no abandonar el TLCAN

Relacionada

General Motors, Fiat y Ford piden a Trump no abandonar el TLCAN

Pero los recortes de impuestos y la ausencia de nuevas regulaciones han ayudado a las empresas estadounidenses a tener esperanzas, y es probable que aumenten los empleos en el sector manufacturero.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Justin Fox, periodista y analista financiero.

Mejores sueldos

Los números oficiales del gobierno todavía no salen, pero las encuestas de empresas privadas muestran ganancias de ingresos modestas para los hogares estadounidenses a principios de 2017.

Es muy pronto para decir si Trump tuvo algo que ver con esto; la tendencia simplemente continúa con una recuperación en el ingreso familiar medio real que ha estado vigente desde 2014.

Estas son las empresas que benefician a sus empleados con la reforma fiscal

Gracias a esa recuperación, el ingreso es ahora ligeramente más alto
de lo que fuera antes de la crisis financiera. La lenta expansión muestra que Trump no dañó inmediatamente la economía cuando asumió el cargo. Pero los efectos de la legislación fiscal y sanitaria recientemente aprobada no se conocerán por un tiempo.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Noah Smith, reportero para The Washington Post, The New York Times, The Guardian y la revista Fortune.

Estrategias de efectivo offshore

Trump prometió que las corporaciones estadounidenses recuperarían sus reservas de efectivo en el extranjero, que el servicio de inversionistas Moody estimó en 1.2 billones de dólares al final de 2016.

El efectivo a manos de subsidiarias extranjeras de multinacionales estadounidenses -la mayoría de tecnología y farmacéuticas- se incrementó en unos 1.4 billones de dólares a fines de 2017. Pero eso no significa que Trump falló.

Se espera que el impuesto traiga casi 399,000 mdd en ingresos fiscales entre 2018 y 2027.

La revisión fiscal que firmó en diciembre impone un impuesto de 15.5% sobre las ganancias extranjeras acumuladas, que se espera que traiga casi 399,000 millones de dólares en ingresos fiscales entre 2018 y 2027.

Apple está a punto de pagar 38 mil millones de eso este año -e invertir más miles de millones en Estados Unidos- ahora que su futuro fiscal se está despejando.

También otras compañías inviertan algo de su efectivo en el extranjero.

Así, seguirán reservando sus ventas fuera del país en jurisdicciones con impuestos más bajos, como Irlanda. Pero Trump probablemente haya hecho todo lo que pudo para mantener esta particular promesa. 

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Leonid Bershidsky, columnista de Bloomberg View.

Los niños muertos de Siria

De los 33,425 civiles asesinados en 2017 en la guerra siria, 2,109 eran niños, de acuerdo al Observatorio Sirio por los Derechos Humanos.

El año pasado esa era la métrica que pensé que valía la pena observar. A pesar de la derrota militar del Estado Islámico, la resurrección del régimen de Bashar al-Assad y un incómodo alto al fuego negociado por el secretario de estado estadounidense Rex Tillerson, el número de niños asesinados en la guerra siria no es mucho menor de lo que fue en 2016. Ese año 2,372 niños perdieron la vida en el conflicto, de 49,742 civiles que fallecieron.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Eli Lake, periodista y excorresponsal senior de seguridad nacional para The Daily Beast y Newsweek.

Los 5 estados en México que son tan inseguros como Siria y Somalia, según EU

Relacionada

Los 5 estados en México que son tan inseguros como Siria y Somalia, según EU

El Dow y el índice de aprobación

La combinación del rendimiento del mercado y el índice de aprobación proporciona información útil (y diferente) sobre el rendimiento presidencial. El boom del mercado bajo la administración Trump no es el más grande de la historia, pero es grande.

No sabemos hasta qué punto las políticas de Trump son responsables del aumento, pero él probablemente ayudó. Al mismo tiempo, sus índices de aprobación son inferiores al 40%.

En la historia moderna, ningún presidente ha entrado a su segundo año con números tan bajos. No tenemos que aceptar las afirmaciones sobre la sabiduría de las multitudes para aceptar que cuando un presidente tiene un nivel tan bajo de aprobación, probablemente no est á haciendo un gran trabajo. En la métrica del mercado de valores, Trump obtiene un 10. En aprobación pública, un seis.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Cass R. Sunstein, abogado norteamericano y profesor de Harvard.

Infortunio en las bienes raíces de Washington

Hace un año, me preguntaba qué significaría la influencia disruptiva de Trump para el mercado inmobiliario de Washington.

Por un lado, estaba atrayendo a muchos forasteros -muchos ricos- que necesitarían encontrar casas. Por otro lado, la clase rica liberal podría decidir buscar otra ciudad para aburguesarse.

¿Qué aprendimos? De alguna manera, lo que esperábamos: la vivienda de lujo tuvo un buen desempeño al principio del año, mientras que los precios generales de la vivienda subieron un modesto 1.6%, un gran cambio para los residentes de Washington, que han visto el valor medio de las casas en venta subir de 390,000 dólares en diciembre de 2007 hasta 535,000 a fines de 2016.

Pocos pudimos sospechar que la amenaza vendría en forma de… impuestos más altos.
- Megan McArdle Lee

El proyecto de ley republicano que Trump firmó representa otra ráfaga de malas noticias para los propietarios de viviendas en Washington. El Distrito de Columbia es una jurisdicción de altos impuestos, con una tasa máxima de impuesto sobre la renta del 8.95%.

Sus impuestos a la propiedad están en el lado negativo, pero el alto valor de la propiedad lo ha compensado con creces, y los propietarios ahora pueden deducir solo 10,000 dólares en impuestos combinados locales y de propiedad.

Entonces, los propietarios ahora tendrán que pagar una prima muy alta por el privilegio de vivir dentro del distrito.  

Pero pocos pudimos sospechar que la amenaza vendría en forma de… impuestos más altos. Tendremos que sentarnos y ver si el próximo año trae más revisiones inducidas por Trump a nuestros balances.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Megan McArdle Lee, columnista en temas de economía, finanzas y políticas de gobierno.

Trump, según Bannon

El Índice Stephen Bannon, que mide las menciones de los medios del asesor de Trump como un representante de las malas noticias para Trump, debería estar obsoleto.

Después de todo, el desalineado Svengali fue corrido en agosto de 2017. Además, muchas historias con palabras como “Mueller”, “Rusia” y “declaración de culpabilidad” no mencionan a Bannon en absoluto.

Sin embargo, el Índice Bannon fue una guía confiable para cierto tipo de malas noticias; tuvo dos grandes picos y dos pequeños el año pasado, antes de explotar este enero con la revelación de que Bannon había considerado “traicionero” el encuentro de Donald Trump Jr. con los rusos, ofreciendo basura para Hillary Clinton.

La tradición mexicana decora el cumpleaños del hijo de Donald Trump

Relacionada

La tradición mexicana decora el cumpleaños del hijo de Donald Trump

Hubo un pequeño pico al disfuncional comienzo de la administración de Trump, que incluyó algunas expresiones de horror en los medios a los que Bannon les dio un lugar (y luego se los quitó) en el Consejo Nacional de seguridad.

Hubo un gran pico en abril, cuando las filtraciones sobre la guerra interna entre Bannon y el yerno de Trump, Jared Kushner, mantuvieron ocupados a los reporteros, junto con un truco clásico de Trump sobre cómo no conocía tan bien a ese tal Bannon.

Hubo otro pico cuando Bannon fue despedido en agosto, seguido por uno pequeño
cuando el candidato preferido de Bannon al senado -la palabra “controvertido” es muy leve para hacerle justicia-  logró perder ante un demócrata en Alabama, uno de los estados más conservadores de la nación.

No sabemos qué traerá 2018, pero el Índice no miente. Las noticias de Bannon son malas noticias para Trump.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Francis Wilkinson, columnista político de Blooberg View.  

Malas vibras en EU

La economía va bien, con el bajo desempleo y el mercado de valores al alza. El Estado Islámico ha sido desarraigado de sus bastiones en Siria e Irak. Corea del Norte hasta dejó de disparar misiles balísticos durante un tiempo y lanzó una ofensiva de encanto en su lugar.

En tiempos normales, estas tendencias positivas se mostrarían como respuestas positivas a la pregunta estándar de una encuesta: “¿Está la nación en la dirección correcta o en el camino equivocado?"

Pero no hay nada más normal sobre la presidencia de Trump y los estadounidenses no están felices sobre cómo le está yendo a su país. En la encuesta lanzada la semana pasada de NBC News y The Wall Street Journal, el público escogió “el camino equivocado” por un margen de 60% a 34%.

El pesimismo se ha profundizado desde la toma de posesión de Trump.

Ese pesimismo se ha profundizado desde la toma de posesión de Trump, cuando el mismo grupo de la encuesta encontró que 52% de los estadounidenses pensaba que el país estaba en el camino equivocado comparado con un 36 % que pensaba que iba en la dirección correcta.

Nuestra guía de métricas para observar predijo que la posición del presidente debería ser considerada “en problemas” si la figura del camino equivocado caía por debajo del 30%.

Así que Trump puede tomar un poco de consuelo de un aspecto de esta actuación: todavía no está ahí.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Albert R. Hunt, columnista político.

Índice de salida anticipada

Trump es famoso por ser errático, pero el dinero inteligente en Ladbrokes (la empresa británica de juegos de azar) encuentra al presidente de Estados Unidos notablemente consistente.

Cuando entramos a Ladbrokes la semana de la inaguración de Trump, ofrecía probabilidades desfavorables para él. Incluso antes de que Trump pusiera sus manos en una biblia, la clase de apuestas definió sus posibilidades de evitar la renuncia o destitución durante su primer mandato a no más de 50-50.

Pero resulta que Trump es una apuesta estable. Un año después, posterior a los recortes de impuestos, las acusaciones y las cifras deprimentes de las encuestas, no se ha movido mucho.

Las probabilidades de que Trump haga una sospechosamente temprana partida presidencial siguen estando parejas.

NOTA DEL EDITOR: Esta es la opinión de Francis Wilkinson

Más de Noticias

Lo Último