Ser promovida en el trabajo puede duplicar la probabilidad de un divorcio

Publicado el día 10 de Marzo del 2018, Por Valentina Zarya

Investigadores lanzan tres hipótesis que podrían aclarar esta tendencia.

...

Cada pareja infeliz tiene razones específicas para serlo, pero al menos parte de esa infelicidad puede estar relacionada con el éxito profesional de las mujeres.

Un nuevo estudio realizado por investigadores suecos reveló que las mujeres que comienzan su matrimonio ganando menos que su esposo, o que no trabajan en absoluto, son significativamente más propensas a divorciarse si su carrera despega repentinamente.

La economista Johanna Rickne y el politólogo Olle Folke publicaron un white paper que se basa en "30 años de datos detallados que siguen a candidatos antes y después de obtener una promoción laboral", describieron los autores.  

Si bien la mayoría del análisis se relaciona con los empleos en el sector público -alcaldes y legisladores- los investigadores también observan a las mujeres que son ascendidas a cargos de CEO en empresas privadas.

En el sector público, Folke y Rickne compararon las tasas de divorcio entre las mujeres que ganaron las elecciones y las mujeres que las perdieron.

Después de tres años en el nuevo trabajo, una mujer que consiguió el primer puesto tenía 7% menos probabilidad de permanecer casada con su cónyuge, en comparación con la mujer que se postuló pero perdió, duplicando efectivamente su probabilidad de divorcio inicial.

Por otro lado, si un hombre ganó o perdió una elección, no tuvo ningún efecto en su matrimonio.

Para el caso de las mujeres que se casaron en el momento de su ascenso como CEO, los investigadores miraron específicamente a empresas privadas con 100 o más empleados.  

Cómo triplicar el número de mujeres directivas en una empresa
Recomendamos:Cómo triplicar el número de mujeres directivas en una empresa

Las mujeres resultaron tener el doble de probabilidades de divorciarse tres años después de su ascenso, en comparación con sus homólogos masculinos.

El éxito profesional de una mujer solo afecta a las parejas que son "tradicionales de género" en las primeras etapas de su carrera, lo que significa que la carrera de la mujer queda atrás respecto de la de su esposo.

Los investigadores tomaron esa determinación basándose en qué porcentaje de la licencia parental total de la pareja fue tomada por la esposa. (En Suecia, las parejas pueden "compartir" 480 días de licencia parental después del nacimiento de un niño.)  

10 frases inspiradoras para celebrar el Día Internacional de la Mujer
Recomendamos:10 frases inspiradoras para celebrar el Día Internacional de la Mujer

Si una mujer toma el 80% o más de la licencia de la pareja, los investigadores la consideran parte de una pareja "tradicional de género".

Cuatro de cada cinco mujeres en la muestra cayeron en esta categoría.

Lee: Cómo ser una inversionista de riesgo sin miedo a ser mujer

Por el contrario, las parejas en las que las carreras de ambos cónyuges tenían igual importancia desde el comienzo de su matrimonio no experimentaron las mismas probabilidades de divorcio.

Los investigadores ofrecen tres hipótesis para explicar lo que está sucediendo:

1) La promoción de una esposa es más inesperada en una pareja que prioriza la carrera del marido.

2) Su promoción provoca más estrés por renegociaciones de tareas en "relaciones desiguales".

3) Las mujeres abandonan las relaciones que ofrecen menos flexibilidad y apoyo para el desarrollo de su carrera.

Te puede interesar:

  • ...