La visión de Ole Scheeren, el arquitecto que transformó los rascacielos de Asia

Liderazgo

La visión de Ole Scheeren, el arquitecto que transformó los rascacielos de Asia

Scheeren en conferencia para Foro de Fortune en Singapur / Crédito foto: Fortune

TF Chan 9/03/18

Reconocido a nivel mundial, habla en el Foro Brainstorm Design 2018 de Fortune sobre su inspiración para construir los edificios más innovadores.

Grandes obras de arquitectura pueden transformar la forma en la que experimentamos y damos forma al mundo, dice el arquitecto, Ole Scheeren.

En la última década, Scheeren ha transformado los rascacielos de toda Asia con edificios emblemáticos, como las torres conjuntas de la sede central de CCTV de Pekín, las formas tipo bloque de Jenga de Interlace, en Singapur y el rascacielos pixelado MahaNakhon de Bangkok, por mencionar algunos.

Mientras, un conjunto de torres adosadas para Ho Chi Minh City ya está en proceso.

Fortune

El rascacielos MahaNakhon (Pixel Tower) en Bangkok, Tailandia. Foto: Getty Images

Al regresar a Singapur, Scheeren subió al escenario en la conferencia Brainstorm Design 2018 de Fortune para hablar sobre el poder de la arquitectura. Los edificios, en su opinión, no solo deberían ser funcionales y económicamente viables, sino también facilitar el intercambio cultural y enriquecer la vida pública.

Singapur es un buen ejemplo. La ciudad-estado "encarna algunos de los problemas que enfrentan muchas ciudades asiáticas y de hecho globales", dijo Scheeren.

"A medida que aumenta la densidad de la población, las tipologías predominantes que definen los espacios urbanos son torres. Muchos de ellos no tienen relación entre sí. Quiero restablecer el contexto y definir un mundo en el que vivimos en relación el uno con el otro".

A un kilómetro de distancia del lugar de la conferencia (el Mandarin Oriental), se encuentra su último proyecto: Duo, construido en tierra entre lo que él llamó "dos edificios completamente independientes".

Fortune

Torres Duo en Singapur, foto: Buro Ole Scheeren

¿La solución? Formar una redada circular con las torres gemelas para abrazar una plaza que "agrega a la vida pública de la ciudad misma, creando un nexo cívico para una parte de la ciudad anteriormente aislada."

Las fachadas cóncavas canalizan los vientos, creando microclimas en los patios para crear espacios más habitables.

Con el Interlace, Scheeren evitó torres por completo y en su lugar apila estructuras horizontales para crear una forma compleja.

"Desde el exterior, elude la lógica, pero dentro hay un sistema preciso de patios y jardines y espacios que mejoran la diversidad de la vida", dijo.

Fortune

Edificios Interlace. Foto: Getty Images

Él también usaba vegetación en todas partes. "Si agregamos la cantidad de vegetación que queda en el sitio, más los jardines que creamos en el techo, obtenemos el 112% de la vegetación que la franja de tierra de otro modo acomodaría", dice.

En el 2015 World Architecture Festival, Interlace fue nombrada como el mejor edificio del añoa nivel mundial.  

"Asia puede establecer nuevos estándares en lo que es posible en el mundo de hoy", dice Scheeren.

Recientemente, Scheeren dio a conocer el Guardian Art Center, una estructura estratificada en piedra, vidrio y acero adyacente a la Ciudad Prohibida de Beijing.  

“La historia puede ser una parte importante de cómo construimos el futuro”.
Ole Scheeeren

Scheeren encontró una tipología que no interrumpe las callejuelas bajas y densas del vecindario.

"Mi idea era una base que sería una extensión de la pequeña escala de la ciudad. Ponía cubos más pequeños en el sitio y hacía correr un solo volumen de vidrio.”.

"Los cubos se mezclan armoniosamente con las estructuras existentes, mientras que el espacio libre de columnas de 1700 metros cuadrados abre todo tipo de posibilidades para exposiciones, subastas y otras formas de actividad pública.

"Es una celebración de la vida en todas las formas híbridas en las que existe. La historia puede ser una parte importante de cómo construimos el futuro", dice Scheeren.

Más de Liderazgo

Lo Último