No todas las compañías tendrán un Steve Jobs, pero esto es lo que puedes hacer

Liderazgo

No todas las compañías tendrán un Steve Jobs, pero esto es lo que puedes hacer

El design thinking es una metodología para resolver problemas / Crédito foto: Getty Images

Debbie Yong 8/03/18

El Brainstorm Design 2018 en Singapur reunió a expertos en diseño que creen tener la clave que necesitas.

Todas las empresas quieren formar al próximo Steve Jobs, o desarrollar un producto equivalente al iPhone, pero ¿qué deberían hacer mientras esperan que aparezca un visionario similar?

“En lugar de esperar al gran mesías, las compañías deben aprovechar la innovación en cuanto al diseño que podrá construir sistemáticamente un puente. No es uno u otro, puedes hacer ambas cosas", según Jeanne Liedtka, profesora de la Escuela de Negocios Darden, en la Universidad de Virginia.

El pensamiento de diseño o design thinking es una metodología para resolver problemas utilizada por diseñadores y consultores de negocios para lograr entender conflictos complejos. Este favorece a un enfoque repetitivo que dará la solución que requiere el cliente.  

Las empresas deben enfocarse en el diseño paulatinamente, no es un cambio de todo a nada
- Jeanne Liedtka

Cuando el equipo de Liedtka rastreó recientemente un esquema del gobierno de Estados Unidos para permitir a cualquier empleado de cualquier parte del país enviar ideas para mejorar su lugar de trabajo, descubrió que la sugerencia de una mujer de reducir los tiempos de espera en su hospital local era potencialmente capaz de ahorrarle al hospital un millón de dólares al año.

"Ahora multipliquen eso por la cantidad de empleados que tenga", agregó Liedtka.

"Pero ignoramos eso. Porque solo queremos cosas novedosas e inquietantes e ignoramos todas las otras ideas que podríamos implementar, en dado caso que se pudiera involucrar al otro 90% de la organización para crear un incentivo", agregó.  

Del mismo modo, la implementación de soluciones dirigidas por tecnología y diseño dentro de una compañía "no es un cambio de todo o nada", dice Derrick Kiker, socio de McKinsey y director ejecutivo de la firma de diseño, Lunar.

La consultora de diseño con sede en California se incorporó a McKinsey, a través de McKinsey Design Group, en 2015. Las dos disciplinas son complementarias y las innovaciones dirigidas por el diseño pueden ayudar a llenar el espacio entre ideas disruptivas y trastornos tecnológicos, afirma.

El diseño es el verdadero motor de tu negocio

Relacionada

El diseño es el verdadero motor de tu negocio

Kiker y Liedtka hicieron sus comentarios en una charla con el presidente de Fortune, Alan Murray en Singapur, donde más de 200 diseñadores, líderes y empresarios se reunieron para la conferencia inaugural del Brainstorm Design 2018.

Según Kiker, las empresas pueden adoptar mejor el design thinking al proporcionar un espacio seguro para que los diseñadores trabajen de manera independiente y creativa, donde se puedan crear oportunidades de colaboración al permitir que los equipos de negocios y de diseño se desafíen entre sí, sin una sensación de superioridad en ninguno de los lados.

Se debe fomentar que los equipos de negocios y de diseño se desafíen entre sí.

Cuando se implementa bien, el pensamiento de diseño puede cambiar por completo toda la cultura de una organización, coincidieron ambos oradores.

"Descubrimos que el diseño y la innovación no solo cambian la experiencia de la persona para la que estás diseñando, sino que también cambian tu relación con la persona con la que estás trabajando", agregó Liedtka.

Ella recordó la época en que la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) se acercó a su equipo para enseñar a sus científicos el pensamiento de diseño. Liedtka admitió ser escéptica ya que "llegar a Marte es claramente un problema técnico".

Pero el problema, según la NASA, era que sus científicos no podían comunicarse entre sí, relató.

"Todas las soluciones están en ese pequeño espacio en el que se encuentran sus especialidades. Cada tecnología tiene seres humanos que trabajan dentro de ella y el diseño ofrece un lenguaje y una forma de comunicarse para complementar las tecnologías que cada día evolucionan más rápido”, explica Jeanne Liedtka.

"El diseño es enseñable y escalable, pero es una oportunidad para incluir a cada persona en la compañía en la conversación", concluyó.

Más de Liderazgo

Lo Último