Cómo evitar que esas pláticas de política no dividan a tu empresa

Liderazgo

Cómo evitar que esas pláticas de política no dividan a tu empresa

Ya vienen las elecciones con ellas discusión política en la oficina / Crédito foto: Getty Images

Redacción 26/02/18

Te decimos cómo controlar el ambiente entre los empleados y evitar conflictos.

Las noticias políticas recientes pueden parecer como un espectáculo secundario que consume todo, con cada día trayendo detalles más sangrientos de la lucha y la división nacional.

¿El desafío para grandes empresas? Evitar que el discurso político tóxico se filtre en el lugar de trabajo.

Así que les preguntamos a algunas personas en el negocio de asesorar a las compañías de la lista Fortune 500, sobre cómo están asesorando a sus empleados y sus clientes.  

Elecciones 2018: se oficializan los candidatos en la carrera hacia Los Pinos

Relacionada

Elecciones 2018: se oficializan los candidatos en la carrera hacia Los Pinos

Aquí, cuatro puntos de partida:

1. Crea una cultura que pueda resistir el conflicto

Luke Lambert, el CEO de G&S Business Communications, se adelantó a cualquier problema potencial al lanzar un programa regular para "discurso y debate sanos".

Después de las ásperas elecciones presidenciales que finalizaron el año pasado, G&S con sede en Nueva York reunió a empleados "representando diferentes opiniones políticas", dice Lambert “para una discusión sobre el resultado".

Desde entonces, la compañía ha organizado talleres regulares sobre cuestiones como las luchas LGBTQ en el lugar de trabajo e incluso la crisis de los narcóticos.

2. Llega al rescate

En Dropbox, una startup de San Francisco, un empleado nacido en Irak temía irse del país a trabajar después de que se emitiera la prohibición de viajar.

Para empeorar las cosas, también estaba programado para una entrevista de naturalización. La compañía ayudó a Bashar Al-Rawi mediante la organización de ayuda legal; el director de operaciones incluso se comunicó directamente con él.

"El tremendo apoyo significó mucho para mí", dice Al-Rawi, tales garantías y ayuda no pasarán desapercibidas para el resto de los empleados de la compañía.

El plan de inmigración de Trump tuvo una merecida caída, ¿qué sigue?

Relacionada

El plan de inmigración de Trump tuvo una merecida caída, ¿qué sigue?

3. No hacer daño

Edward Reilly, asesor senior de FTI Consulting, con sede en Washington, advierte que los ejecutivos deberían andar con ligereza al hablar sobre ciertos asuntos, por ejemplo, tomar partido por los legisladores demócratas sobre los republicanos.

Los líderes de las empresas de servicios y productos de consumo deberían ser especialmente cautelosos.

"Muchos ejecutivos corporativos hablan sobre problemas que sienten que están alineados con los intereses de sus clientes", dice, pero es fácil fallar.

Por ejemplo, el fundador de Papa John's, John Schnatter, renunció a su cargo de CEO después de culpar públicamente a las protestas de los jugadores de la NFL por dañar sus ventas.

La compañía, un gran patrocinador de la NFL, se disculpó. Aparentemente se olvidó de que los republicanos y los demócratas comen pizza.

4. La cercanía genera afecto

Louis Carter es CEO de Best Practice Institute en West Palm Beach, Florida, y al igual que Lambert de G&S, cree que construir la cultura correcta evitará la mayoría de los problemas.

¿Y si no? "Asiente a las personas con el mayor grado de conflicto [político] uno al lado del otro".

La gente escuchará más de cerca a un punto de vista opuesto si proviene de su cónyuge cubículo.

Más de Liderazgo

Lo Último