Alex Rodriguez, la vida empresarial después del béisbol

Publicado el día 11 de Febrero del 2018, Por Patricia Sellers

Tras ser suspendido de las Grandes Ligas, el ex Yankee y No. 4 histórico en home runs invirtió su tiempo en estudiar negocios.

...

Una de las razones por las que Fortune decidió sentarse a platicar con el 14 veces All-Star fue porque tomó la decisión de estudiar negocios y queríamos confirmar lo que ha aprendido en esta nueva faceta como empresario.

Te advertimos: es mucho más de lo que habíamos imaginado.

Fortune: ¿Quién utiliza su tiempo en el purgatorio –en este caso, un año de suspensión por el uso de sustancias prohibidas– para construir una segunda carrera?

“Cuando era niño, tenía dos sueños. Uno de ellos era ser jugador de béisbol de Grandes Ligas. El otro era ser un CEO”, dice Rodriguez, quien, en esta exclusiva para Fortune Q&A, habla públicamente por primera vez acerca de cómo tomó el fracaso de su carrera deportiva como una plataforma de entrenamiento para dar su siguiente paso profesional.  

En 2014, lejos de la opinión pública (algo excepcional para Rodriguez, quien últimamente está de regreso en los medios debido a su romance con Jennifer Lopez), el Yankee expulsado de su equipo aprovechó el tiempo para tomar clases de negocios en la universidad, codeándose con CEO como Warren Buffett y Jamie Dimon de JPMorgan Chase y desarrollando formalmente ARod, la compañía que inició hace 15 años (a los 26 años de edad).

El expinstriper fundó ARod “por miedo” –admite– a que algún día necesitara una opción B. Hoy, luego de un año de su retiro de los Yankees y dos años después de superar a Willie Mays en número de cuadrangulares (A-Rod, No. 4 en la lista de todos los tiempos, tiene 696), Rodriguez está aprendiendo a ser un All-Star de los negocios.

A continuación, su conversación con Fortune.

FORTUNE: Alex, la mayoría de los CEO que fallan son despedidos. Te suspendieron y usaste tu año de sanción para prepararte para tu siguiente acto.

Alex Rodriguez: creo que necesitaba el año completo no para rehabilitar la casa, sino para romperla y empezar de nuevo.

¿Qué derribaste?

No se trataba sólo de conectar cuadrangulares y ganar partidos. Comprender que no es tu derecho de nacimiento vestir a rayas (refiriéndose al uniforme de los Yankees de N.Y.)

¿La inseguridad te condujo a tratar de tener éxito a toda costa?

Muchas veces, tu mayor activo es el don y la maldición.

Tu padre se fue cuando tenías 10 años. ¿Es esa la raíz de tu inseguridad?

La inseguridad es subjetiva, ¿verdad? Mi madre trabajaba largas jornadas, tenía dos trabajos. El Boys & Girls Club era mi segundo padre. Mi objetivo era ir a la Universidad de Miami y jugar la posición de quarterback y shortstop.

A menudo pensé que la universidad habría sido un buen lugar para crecer y madurar. Siempre he estado obsesionado con la universidad. Anhelaba caminar en el campus con mi mochila.

Fuiste a la universidad durante tu año libre. Tomaste Marketing en la universidad de Miami y Value investing en Columbia.

Mi profesor de Columbia, Bruce Greenwald, es discípulo de Warren Buffett y Ben Graham. Yo era fan. En Miami, hicimos un grupo para estudiar el caso de la cadena de supermercados Publix.

Nuestra primera reunión fue en un Starbucks y no conseguimos trabajar porque yo estaba rmando autógrafos todo el tiempo. Después, comenzamos a reunirnos en mi oficina.

El running en México, de la moda a la profesionalización de la industria
Recomendamos:El running en México, de la moda a la profesionalización de la industria

Mientras tanto, fuiste a conferencias – Milken, JP Morgan, la reunión anual de Berkshire Hathaway–.

Esas conferencias reúnen a los mejores inversionistas del planeta. Es una oportunidad para aprender mucho.

Tus mentores, incluyendo el CEO de Lennar, Stuart Miller, la CEO de JP Morgan Asset Management, Mary Erdoes y el propietario de los Medias Blancas de Chicago, Jerry Reinsdorf, dicen que tienes una “curiosidad incesante”.

¿Inicialmente considerabas la suspensión como una oportunidad para alimentar esa parte?

No. Cuando estás en ella, estás en ella. No tienes tiempo para dar un paso atrás y evaluar la situación.

¿Quién te ayudó a recuperar tu vida y tu carrera?

Amigos y familia. Un amigo y consejero –abogado de A.D.C.–, Jim Sharp, me dijo: “Alex, no sólo estás estropeando tu vida de béisbol. Te estás preparando para arruinar toda tu vida”. Necesitaba cambiar los engranajes y tomar la responsabilidad completa. Eso es un gran atributo de los CEO: tienen perspectiva y comprenden la turbulencia.

¿Cómo le explicaste tu fracaso a tus hijas, Natasha y Ella?

Tanto como le puedes decir a un niño de nueve y seis años: “Papá tomó algunas malas decisiones y recibió una suspensión de un año por ello. Soy plenamente responsable de mis errores”.

Pensé que una parte importante de mi recuperación era ser honesto con mis hijas porque siempre quiero que sean honestas conmigo.

Los niños son muy inteligentes, y saben cuándo les estás diciendo mentiras.

Iniciaste ARod a los 26 años “por miedo”, has dicho. ¿Qué significa esto?

Veía que los jugadores se lastimaban. Me di cuenta de que puedes estar en un buen lugar el lunes y el jueves puedes carecer de toda suerte y quedarte sin educación formal.

Las estadísticas muestran que alrededor del 80% del ingreso vitalicio de un jugador de Grandes Ligas proviene de la edad de 20 a 30años. La carrera promedio es de 5.5 años, y menos del 5% de los jugadores tiene un título universitario.

No soy un corredor de bolsa, pero probablemente no compraría esas acciones, ¿de acuerdo? Empecé preguntándome: “¿cómo podría llegar al otro lado de esta transacción?”  

Comenzaste a comprar departamentos de alquiler. ¿Por qué?

Es un sector que conozco. Nunca tuvimos nada cuando era chico. Siempre alquilamos.

Éramos buenos inquilinos, pero recuerdo, a la edad de 12 años, ver a mi madre con dos trabajos, salir 7 a.m. y regresar a casa a las 11 p.m.; parecía que cada tercer día teníamos que pagar la renta. Veía el estrés de mi madre. Recuerdo un día estar jugando béisbol en el jardín, y pensé: “si puedo ser el propietario y no el inquilino, lo haré”.

Hoy, ARod Corp. posee 8,500 departamentos y administra 13,000 más en 12 estados de Estados Unidos.

Hemos invertido más de 125 millones de dólares en capital. Estamos completamente integrados. Los encontramos, los examinamos, los aseguramos, los rentamos, los administramos y luego los remodelamos para ofrecerlos nuevamente.

Compramos en mercados secundarios donde el empleo está creciendo. Mientras que los millennials no quieren poseer una casa, quieren poseer una aplicación.

Los últimos cinco o seis años han sido muy buenos para el sector de departamentos multifamiliares.

Entonces, ¿qué te motivó a empezar a construir centros de fitness en México en 2011?

Básicamente viví en un gimnasio durante los últimos 30 años. Me gusta el negocio del fitness. Genera un gran flujo de caja. Mi socio, Mark Mastrov, es un pionero que comenzó 24 Hour Fitness, lo creció y luego lo vendió por 1,700 millones de dólares.

Lee: El running en México, de la moda a la profesionalización de la industria

Mark dice que hay que ir “de lleno” en una categoría: “Alex no se está expandiendo, como la mayoría de los atletas profesionales, a través de licencias. Él invierte su propio capital”.

Retomando el punto de Mark, hemos ido de lleno en fitness.

Acabamos de comprar los derechos para construir UFC Gyms en el sur de Florida y una gran parte de una empresa increíblemente interesante llamada TruFusion. Es hot yoga combinada con un campamento de entrenamiento y kettlebells. Me encanta porque en una hora consumes hasta 800 calorías.

¿Cómo descubriste TruFusion?

Fue bastante chistoso, estaba pasando mucho tiempo en Las Vegas y...

Te gusta Las Vegas, ¿no?

Estaba viendo a Jennifer [Lopez]. Ella tiene un concierto en Las Vegas. Seguí probando todos esos gimnasios. Un amigo me llevó a TruFusion y me enamoré. Comencé a traer a todos mis amigos. Traje a Jennifer. No puedo esperar a que lo tengamos en San Francisco, L.A., Miami, Nueva York, los Hamptons, Chicago. Esto tiene la oportunidad de ser como Orangetheory o Barry’s Bootcamp.

ARod era propietaria de concesionarias de Honda y Mercedes-Benz, y las vendió. ¿Estás dejando este giro?

Hemos examinado docenas de concesionarios de automóviles. Por primera vez en cinco años, estamos viendo acuerdos que tienen sentido. Nos gustaría volver al juego.

ARod también está haciendo negocios con inversionistas como Marc Lasry de Avenue Capital y dan Loeb de Third Point, y Starwood Capital. ¿Cuál es la oferta para ellos?

Invertimos en negocios que generan dinero, se pueden escalar y tienen una buena administración. Hemos promediado entre 13 y 15% de retornos de inversión anuales. En cambio, nunca entendí el concepto de Silicon Valley –todas esas compañías pierden cientos de millones de dólares cada trimestre–.

¿No inviertes en esas empresas?

En términos de inversiones personales, Amazon, Google, Facebook representan algunas de mis mayores participaciones. Estoy hablando de las otras mil compañías.

Inviertes en lo que entiendes. ¿Qué tal un equipo deportivo?

Siempre he tenido el sueño de liderar un grupo de inversionistas para comprar un equipo. Pero acabo de terminar una carrera de 22 años, un tiempo fuera se siente bien. En algún momento creo que podría ser una posibilidad.

¿Buscas un dinerito extra? El CSO de Airbnb te dice cómo ganártelo
Recomendamos:¿Buscas un dinerito extra? El CSO de Airbnb te dice cómo ganártelo

¿Extrañas jugar béisbol?

Todos los días extraño jugar béisbol. Echo de menos la casa club, la camaradería, los fans. Sin embargo, me siento satisfecho: tuve dos de mis mejores años a los 20 y los 40 años. Ahora llego a aconsejar a Hal Steinbrenner, propietario de los Yankees, y a darle mentoría a los jóvenes aspirantes.

¿La construcción de un negocio te puede satisfacer tanto como entrar en el Salón de la Fama?

Sería un sueño entrar en el Salón de la Fama. Yo no tomo las decisiones, pero tengo la oportunidad de pivotar y aprender de mis errores en el béisbol.

Eres analista de Fox Sports, colaborador de ABC News y estás por lanzar un programa para CNBC, Back in the Game, sobre los exprofesionales con problemas financieros. ¿Cuál es tu modelo de negocio de medios?

Estoy muy sorprendido de que mi teléfono ha estado sonando porque nunca penséé en mí como una persona de televisión. Estoy aprendiendo a medida que camino.

El futbol americano, ¿qué tanto importa en México?
Recomendamos:El futbol americano, ¿qué tanto importa en México?

Eras el jugador mejor pagado del béisbol. Además de ganar dinero, ¿de qué trata este segundo capítulo en tu vida ahora como empresario?

Quiero que los jóvenes sepan que puedes ser un empresario y generar la misma adrenalina que cuando haces un home run o ganas una Serie Mundial. Me he asociado con Cedric Bobo, un graduado de Harvard Business School que estuvo en Carlyle durante una década.

Vamos a las comunidades hispanas, seleccionamos a 15 niños de la escuela secundaria, los traemos a los Boys & Girls Clubs y les damos campamentos de entrenamiento de tres días sobre la compra y administración de propiedades.

¿Qué consejo le darías a los empresarios que están comenzando?

He tenido una larga carrera. Incluido lo bueno, lo malo y lo feo. En los negocios, siempre tendrás obstáculos. Soy el quinto en strikeouts de todos los tiempos. En el béisbol, tengo un doctorado en fracaso aunque también una maestría en levantarme.

¿Qué consideras que has aprendido de Jennifer Lopez?

Es la persona más trabajadora que he conocido. Gracias a ella, me rodeo de gente excepcional que comparte mi visión.

Te puede interesar:

  • ...