6 razones para ser optimista sobre el futuro de los trabajos

Liderazgo

6 razones para ser optimista sobre el futuro de los trabajos

Si estás preocupado por la evolución de los trabajos, la WEF tiene varias opciones / Crédito foto: Getty Images

Redacción 29/01/18

El Foro Económico Mundial destaca en un informe la importancia de la evolución necesaria en el rubro laboral.

Buenas noticias para el futuro de los trabajos a nivel mundial, según un nuevo informe publicado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

La publicación ‘Towards a Rekilling Revolution: A Future of Jobs for All’ (Hacia la revolución: el futuro del empleo para todos) habla sobre cómo cada vez es más difícil encontrar oportunidades de un trabajo estable y que sea significativo para las personas.

También sobre la concentración de los trabajos bien remunerados en ciertas zonas geográficas, limitando las oportunidades solo a algunos bloques.

Además hace un llamado para un futuro en el que se abra una gama de opciones para muchos y no solo para unos pocos. Estos son los seis puntos que destaca el informe.

1. Las nuevas oportunidades de trabajo sí existen

Perder la comodidad de lo familiar puede ser difícil, pero existen oportunidades tangibles.

El texto sugiere que con algunos reajustes, el trabajador promedio de Estados Unidos tiene no menos de 48 nuevas vías profesionales "aptas" para elegir.

La organización pronostica un crecimiento en distintos sectores, desde Tecnologías de la Información e Infraestructura hasta Salud y Educación.

“Podemos dar forma a cómo la tecnología mejora las oportunidades de trabajo y satisfacción, no las destruye” explica el WEF.

Lee: Estos son los 3 trabajos del futuro, según LinkedIn

Pero se necesitará una revolución del trabajo.Una de las razones por las que los trabajadores, empresas y los gobiernos se preocupan por el futuro de este es porque existen pocas economías que cuentan con mecanismos sólidos que protejan a los adultos.

La revolución del trabajo es necesaria para ampliar las oportunidades para todos, incluidos los 3,000 millones de trabajadores que ya forman parte de la fuerza de trabajo mundial.

2. La revolución necesita capacitaciones

El WEF urge a que los líderes y trabajadores compartan la visión para hacer las inversiones correctas para mejorar y volver a capacitar cada trabajo. A fin de cuentas, los mayores rendimientos serán para los trabajadores individuales.

Las empresas se beneficiarán gracias al talento humano que tengan para impulsar sus negocios, especialmente en roles que de otro modo no se cumplirían.

El organismo se encuentra optimista al declarar que los gobiernos eventualmente encontrarán que las brechas de habilidades están entre las inversiones de mayor retorno para impulsar el crecimiento y fomentar la cohesión social.

3. Los datos pueden ayudar

El informe muestra una gama de mapas de transición laboral, en la que establecen las opciones de rotación de trabajos viables para los trabajadores en empleos que se encuentran en pleno declive.

Por ejemplo, los trabajadores de las cadenas de producción en Estados Unidos probablemente están destinados a ser desplazados de sus puestos de trabajo, aunque tienen como opción considerar 59 rutas profesionales "adecuadas" para ellos.

Los cajeros en bancos o tiendas están sujetos a ser desplazados por los sistemas de pago automáticos y el aumento del comercio electrónico, ellos podrán trabajar en los servicios de alimentos, convirtiéndose en baristas y gerentes de tiendas, o convertirse en empleados y agentes de viajes.

La idea es que las personas se desplacen a nuevos empleos, en vez de perder por completo sus trabajos.

4. La igualdad de género debe ser prioridad

Los hombres y las mujeres que corren riesgo de ser desplazados en su trabajo actual tienen opciones disparejas para encontrar trabajo: las mujeres tienen aproximadamente la mitad de las oportunidades laborales que los hombres.

Lee: Pagar más a los hombres que a las mujeres ya es ilegal en Islandia

En el modelo que evaluado en el informe, el reciclaje combinado de trabajos y las transiciones laborales podrían llevar a una brecha de oportunidad menos amplia a la que hay actualmente y los salarios podrían lograr un aumento de hasta el 74% de todas las mujeres que se encuentran en riesgo, mientras que la cifra equivalente para los hombres es sólo del 53%.

Según el WEF, existe una oportunidad de terminar con la desigualdad de género gracias a los recientes esfuerzos para asegurar que tanto a mujeres como hombres reciban capacitación para acceder a las puestos más prometedores.

5. La transición, el mayor desafío

Para el año 2026, el 16% de todos los trabajadores desplazados en Estados Unidos se encontrarán en aprietos si no obtienen ningún tipo de reentrenamiento, y uno de cada cuatro tiene como máximo tres posibles transiciones laborales para elegir.

Al considerar el reciclaje de empleos, el WEF descubrió que más del 95% de los trabajadores desplazados podrían acceder a nuevos empleos en crecimiento, generalmente de mayores ingresos.

Lee: 6 acciones que debes comprar antes de que los robots te quiten tu trabajo

Esto involucraría al 70% de los trabajadores si llegan a reposicionarse en un nuevo empleo, "familia" o carrera, por lo que representa un problema de coordinación.

Para resolverlo, “necesitamos esfuerzos concertados por parte de las empresas, los responsables de la formulación de políticas y las diversas partes interesadas para pensar de forma diferente sobre la planificación de la fuerza de trabajo y para trabajar entre ellos” sugiere el WEF.

Por lo que concluyó que las iniciativas de reentrenamiento son necesarias y para que sean exitosas deben combinar programas de reactivación con apoyo de ingresos y esquemas de conciliación para apoyar a quienes se encuentren en esta transición.

Más de Liderazgo

Lo Último