¿Qué tanto podrá aumentar el valor de Bitcoin en 2018?

Publicado el día 23 de Diciembre del 2017, Por Robert Hackett y Jen Wieczner

La divisa digital y el frenesí que la ronda encabeza la portada del 1 de enero de 2018 de Fortune.

...

Si la hija de Jerry Brito hubiera esperado más tiempo para salir, podría haber sido otra persona por completo. En noviembre, mientras Brito paseaba por el hospital durante 23 horas mientras su esposa daba a luz, él publicó un nombre alternativo para el bebé: "Diez mil".

Brito, fundador y director ejecutivo del sitio de transacciones Coin Center, había pasado años abogando por Bitcoin, argumentando que la criptomoneda y la tecnología que lo sustenta cambiaría drásticamente nuestra economía, reconfigurando el mundo en el que todos nacemos.

Ahora Brito estaba en la cúspide de darse cuenta de dos sueños largamente sostenidos, incluso cuando su esposa comenzó a trabajar pocos días después del Día de Acción de Gracias; Bitcoin también despegaba.  

¿Arrepentido por no invertir en Bitcoin antes? Esto es lo que hoy valdrían 100 dólares  

Con un valor de 950 dólares al inicio de 2017, su precio alcanzó los 9,000 dólares mientras Brito esperaba en la sala de maternidad. Esto explica por qué su hija se tomaba su tiempo, y comenzó a decir: "Este bebé no quiere nacer en un mundo en el que Bitcoin no cuesta 10,000 dólares".

Por desgracia, el precio fue de solo 9,600 cuando la bebé llegó el 27 de noviembre; los padres le eligieron un nombre diferente. Pero Bitcoin rompió la meta de los 10,000 dólares la noche siguiente.

Y en los primeros 10 días de la recién nacida, se duplicó rozando los 20,000. En total, Bitcoin ha visto un aumento de aproximadamente 20 veces desde el comienzo de 2017, superando prácticamente a todas las inversiones convencionales.

Para los verdaderos creyentes, el aumento vertiginoso recompensó a una fe profundamente arraigada. "Siempre ha sido obvio para mí que esta tecnología es tan profundamente revolucionaria como lo fue y es internet", dice Brito.

Pero el pico de Bitcoin también representó la próxima fase de la revolución. Los inversionistas menos visionarios, temiendo perder la oportunidad de su vida, habían saltado a la aventura de invertir en la moneda, provocando un frenesí.

"Si Bitcoin tiene éxito, la oportunidad que tengo, mi hijo no la tendrá, y definitivamente, el hijo de mi hijo tampoco lo tendrá", dice Martin García, managing director de Genesis Trading, el único corredor de bolsa estadounidense autorizado para Bitcoin.  

"Una vez que tiene éxito, es una inversión aburrida, es una forma de mover dinero alrededor del mundo". Aunque lo "aburrido" no le genera ganancias de 1,800% en un año.

Por esta razón, la revista Fortune en Estados Unidos decidió colocar a la divisa digital y el frenesí que la rodea en su primera portada del año, correspondiente al 1 de enero de 2018.  

Bitcoin y su frenesí encabeza la portada de la edición de enero 2018 de la revista Fortune, en Estados Unidos.

Bitcoin ha provocado histeria antes. Durante 2013, su precio aumentó 85 veces; se estrelló al año siguiente después de un truco de Mt. Gox, un intercambio de la criptomoneda basado en Shibuya, Tokio, que atrajo la confianza de muchos inversionistas devotos, pero  tempranos.

No fue hasta 2017, sin embargo, que Bitcoin alcanzó un punto de inflexión en la popularidad de la corriente principal de inversionistas. En noviembre, una de las mayores bolsas de Bitcoin de Estados Unidos, Coinbase, había suscrito a unos 12 millones de clientes, superando la cantidad de cuentas de la correduría de 46 años Charles Schwab.  

En cuestión de semanas, la aplicación de Coinbase se convirtió en la más descargada del iPhone. Al momento de esta publicación, Bitcoin, que una vez fue en gran medida una fantasía de los insurgentes, valía unos 300,000 millones de dólares en dinero real.

"Estamos atravesando la mayor oportunidad de generación de riqueza del siglo y la gente quiere participar", dice Meltem Demirors, director de desarrollo de Digital Currency Group. Este fondo supervisa una cartera de criptomonedas que incluye el 1% del suministro total de Bitcoin.

También invierte en nuevas empresas que trabajan en blockchain o cadena de bloques, la herramienta de contabilidad que usan las redes de computadoras para sostener colectivamente los libros contables compartidos de bitcoin, sin depender de ninguna institución externa como intermediaria.

El atractivo de esta tecnología se aviva por la inquietud geopolítica. Desde su inicio en 2009, Bitcoin se ha alimentado de la acumulada desconfianza en las instituciones bancarias, sembrada por la crisis financiera.

Y como el sentimiento populista se ha extendido en la región de occidente, también lo ha hecho el atractivo de una moneda descentralizada fuera del alcance de los gobiernos y los bancos.  

¿Por qué Bitcoin sería un buen regalo de Navidad?

El precio de Bitcoin saltó después del voto del Brexit, en Reino Unido en 2016 y nuevamente cuando Donald Trump ganó la Casa Blanca.

La combinación de estos eventos junto con ataques de ransomware, que exigían un pago en Bitcoin, o compradores en países como Venezuela que buscan refugio contra la hiperinflación, es el motivo por el que la importancia de Bitcoin ha penetrado en la conciencia pública como nunca antes.

"Hay gente recurriendo a él como cobertura de desastres, al igual que recurren al oro", dice Chris Burniske, cofundador de la firma de capital de riesgo, Placeholder y coautor del libro ‘Cryptoassets, una nueva guía para inversores’.

"Hay demasiadas municiones disparando este movimiento”, coincide Mike Novogratz, un multimillonario, ex administrador de fondos de cobertura, que ahora tiene el 30% de su patrimonio neto invertido en Bitcoin y otras criptomonedas.  

Lee: 5 rivales que compiten contra Bitcoin y crecen rápidamente

Todo fracaso en el ‘establishment’ refuerza la tesis: después de debacles como el escándalo de la cuenta falsa de Wells Fargo, Novogratz pregunta: "¿Se supone que debo confiar en esos malditos bancos?

Confíes en ellos o no, los bancos y los administradores de activos están a punto de unirse a Bitcoin también.  

"Wall Street acaba de comenzar a sumergirnos", dice Tyler Winklevoss, CEO y cofundador de Gemini, la plataforma de activos digitales cuyo intercambio de criptomonedas se asoció con uno más tradicional, el Chicago Board of Exchange (CBOE), sobre contratos de futuros de Bitcoin en diciembre, ofreciendo a los gigantes institucionales una forma de participar. "Es la parte inferior de la primera entrada".

Los escépticos ven una mezcla familiar de euforia de nuevo paradigma y manía de hacerse rico rápidamente, con un final infeliz que se avecina.

"Parece que es la burbuja de las puntocom, o la burbuja de la vivienda otra vez", advierte Robert Shiller, el economista ganador del Premio Nobel que literalmente escribió un libro sobre el tema. Shiller, quien previó el estallido de ambas burbujas, le dice a Fortune que está contemplando una cuarta edición de su libro Irrational Exuberance, para incluir la locura por la criptomoneda).

Por el momento, la estampida de optimismo continúa; los economistas y la posible calamidad serán condenados. A medida que los inversionistas aumentan desde Main Street a Wall Street, la pregunta es: ¿el aumento de Bitcoin será más que una efímera escalada?

En agosto de 2010, casi dos años después de concebir Bitcoin en un manifiesto histórico, Satoshi Nakamoto, el creador (o creadores) seudónimo del proyecto -aún no identificado- propuso un experimento mental.

"Imagínense que existe un metal base tan escaso como el oro", escribió el inventor en un hilo de comentarios de un foro de discusión en línea sobre Bitcoin. El metal imaginario no sería "útil para ningún propósito práctico u ornamental", escribió Nakamoto, pero tendría "una propiedad mágica especial: se puede transportar a través de un canal de comunicaciones".

Nakamoto estaba describiendo una analogía física para Bitcoin. Su punto era abordar una paradoja fundamental del dinero: ¿cómo se valora el dinero como medio de intercambio cuando su valor radica únicamente en ser un medio de intercambio?  

¿La respuesta?, simple: es principalmente subjetiva.

Quizás el suministro limitado y la portabilidad instantánea serían suficientes para justificar un valor de mercado para la sustancia mágica de Nakamoto. Tal vez los especuladores, "previendo su potencial utilidad para el intercambio", apostarían por lo mismo."Definitivamente querría algo", bromeó el filósofo.

Al parecer, los inversores también querrían algo, aunque la utilidad de Bitcoin sigue siendo en gran medida teórica.  

Mientras algunos defensores sueñan con que Bitcoin se convierta en la primera moneda universal, suplantando a los bancos centrales y reemplazando Visa y Mastercard, hasta ahora sus bits computarizados son, en el mejor de los casos, equivalentes al "oro digital".

Son buenos como un lugar para guardar tu dinero. Los economistas lo llaman una "tienda de valores", pero poco práctica para los pagos, dice Matt Huang, socio de la firma capital de riesgo, Sequoia. "La narrativa popular sobre el uso de Bitcoin para comprar café o pizza es una quimera en este momento" explicó.

Infografía: Nicolas Rapp

Fred Ehrsam, ex presidente de Coinbase, señala lo inusual que es este "dinero mágico de Internet" en la práctica. "Lo que le da valor es que otras personas le den valor, lo cual es algo extraño en lo que pensar".

Extraño, pero sin precedentes: como el libro verde sobre el que se basa la economía, y el oro y la plata que lo preceden. Bitcoin es valioso porque colectivamente decidimos que lo es. "Y si hay suficientes personas de acuerdo", agrega Huang, "entonces la burbuja puede persistir".

Para justificar el tremendo aumento de Bitcoin, los gemelos Winklevoss apuntan a la Ley de Metcalfe, la cual establece que el valor de una red aumenta exponencialmente con cada participante adicional.  

Lee: Bitcoin se convertirá en 'un activo multimillonario': Winklevoss

Tyler, junto con su hermano Cameron, entró en el centro de atención nacional después de demandar al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, su compañero de clase en Harvard, por supuestamente robar su plan de negocios para la red social.

En Bitcoin encontraron un segundo acto lucrativo. Después de haber invertido una porción de su acuerdo de demanda (65 millones de dólares) en la criptomoneda hace algunos años, se dice que los gemelos se convirtieron recientemente en multimillonarios. "El dinero es, en muchos sentidos, la mejor red social", dice Tyler. "Es un medio de valor que nos conecta a todos".

Bitcoin también disfruta del reconocimiento de marca compartido por innovadores que llegan temprano y dominan rápidamente, como Google en la búsqueda, Facebook en las redes sociales y Amazon en el comercio electrónico.

"Bitcoin es más contagioso que todas las otras criptomonedas porque fue la primera en moverse", dice Robert Shiller, economista de Yale. "Al igual que Harvard, es considerada la universidad más prestigiosa porque fue la primera en los Estados Unidos”.  

La tasa de pago única de Bitcoin, que recompensa a los "mineros" por apoyar la red con sus computadoras, también ayuda a que sea más valiosa.

Los precios de productos básicos como el maíz, el petróleo o el oro a menudo se desploman cuando los productores bombean el suministro para satisfacer la demanda, lo que crea un exceso inadvertido.  

El suministro de Bitcoin, por el contrario, está fijado para siempre, por código de computadora, en un total de 21 millones de monedas (de las cuales se ha producido alrededor del 80%).

Y nada hace subir los precios como la escasez.A los ojos de algunos partidarios, estas ventajas se suman a la parte superior prácticamente sin restricciones. El pionero de la ciberseguridad, John McAfee, estableció recientemente un objetivo de precio de un millón de dólares para Bitcoin en 2020 (revisado al alza desde 500,000).  

Otros dicen que el valor de mercado podría igualar el del oro, que alcanza los 9.7 billones de dólares, aproximadamente 460,000 dólares por moneda.

Aún así, incluso los mejores patrocinadores de Bitcoin reconocen la posibilidad de que el valor de la criptomoneda caiga en picada si los reguladores de China o Estados Unidos decidieran regularla, o si una cadena de bloques mejor y más funcional la reemplazara. Difícilmente sería la primera locura que fracase rápidamente.

"Pienso en estos como Beanie Babies de alta tecnología o tulipanes del siglo XXI", dice Robert Hockett, profesor de derecho en la universidad Cornell que ganó notoriedad después de la crisis financiera por proponer que las ciudades usen el "dominio eminente" para comprar hipotecas subprime.  

Hockett ve ecos de ese desastre en la Bitcoin manía, después de que un regulador de valores advirtiera que la gente estaba tomando préstamos hipotecarios para tener una criptomoneda. Notó la ironía: "Es casi como si el bromista cósmico que hay por ahí estuviera tirando de nuestras piernas lo más posible".

Hockett cree que la tecnología blockchain será un cambio de juego. Pero no puede entender la fascinación con Bitcoin, dados sus copiosos defectos.

La criptomoneda sufre de inconvenientes típicos de la tecnología de primera generación. Las transacciones carecen de privacidad y las tarifas generalmente llegan a los 20 dólares, incluso para transferencias de pequeñas sumas.

Lee: Washington quiere regular Bitcoin en 2018 pero alguien lo quiere impedir

Los hackers corren desenfrenados, mientras que toda la red puede manejar, como máximo, solo siete transacciones por segundo, en comparación con los miles que procesan Visa y Mastercard en el mismo lapso. "Es un poco como apostar solo a Betamax cuando se lanzó una nueva tecnología de video en la década de 1980", dice Hockett.

Jim Rickards, estratega jefe de la firma de análisis financiero Meraglim, ve a Bitcoin con el mismo fatalismo. "Soy extremadamente optimista sobre el futuro" de las cadenas de bloques, dice, "pero veo a Bitcoin como un Neandertal, un callejón sin salida evolutivo".

Cuando los científicos británicos se encontraron por primera vez con el ornitorrinco a fines del siglo XVIII, sospecharon que se trataba de un engaño. El animal no encajaba en sus categorías taxonómicas convencionales. Parecía un lunar, pero tenía la pinta de un pato, la cola de un castor y los pies de una nutria. Además, era venenoso y ponía huevos.

Aún así, "después de un examen muy cuidadoso, dijeron, '¡esto es real!'", dijo Spencer Bogart, jefe de investigación de Blockchain Capital, una firma de capital de riesgo dedicada a las criptomonedas y la tecnología relacionada.

Bogart está desplegando una analogía favorita: "El ornitorrinco no es bueno para ser un reptil, un castor, un pato o una nutria, pero es genial para ser un ornitorrinco; Bitcoin no es bueno para ser una moneda, un producto básico o una empresa de tecnología financiera, pero es genial para ser Bitcoin. Está creando su propia categoría y clase de activos".

Cuando los escépticos rechazan a Bitcoin, los defensores como Bogart lo rechazan. A diferencia del oro, Bitcoin no es estático. El código de software está en constante desarrollo. Sus características se pueden ajustar, mejorar y ‘bifurcar’ en nuevas iteraciones, con la posibilidad de desbloquear el valor de maneras aún inimaginables.

Muchos fanáticos de Bitcoin, por ejemplo, tienen grandes esperanzas en la Red Lightning, una mejora diseñada para facilitar pagos más rápidos.

Si Bitcoin, en su evolución, adquiere pagos transfronterizos más convincentes que hacen los servicios públicos más baratos y rápidos, por ejemplo, o permite contratos "inteligentes" que codifican relaciones comerciales y desembolsos automáticos, los que poseen participaciones en la moneda finita podrían encontrar otros posibles usuarios, posiblemente incluso grandes empresas, clamarían para comprarles.

Para muchos, esto es razón suficiente para jugar el juego largo. La mayoría de los primeros inversores parecen estar haciendo justamente eso.

Las personas que han tenido Bitcoin durante al menos tres años, los llamados HODLERS, un nombre que se deriva de un error tipográfico para "mantener" un foro en línea, son en gran parte todavía HODLing.  

Los bitcoins de los hodlers representaron solo el 4% de Bitcoins movidas en 2017 a los intercambios de criptomonedas, de acuerdo con una investigación proporcionada a Fortune por Chainalysis, una firma de análisis digital.

Debido a que mudarse a un intercambio es un indicador aproximado de la intención de vender, esto sugiere que la gran mayoría mantiene sus ganancias inesperadas en reserva.

Ahí radica un problema: si una criptomoneda es demasiado volátil para gastar, no puede ser una moneda útil.

Por otro lado, si algún día se llega a estabilizar y generalizar, sus altos precios se aplanarían; será la "inversión aburrida" que teme el corredor Martín García, o bien, a prueba de resultados, que Bitcoin no puede funcionar como una moneda, o como una prueba de que puede, puede absorber dinero especulativo de Bitcoin y precipitar una crisis dolorosa.

Mientras tanto, si los HODL están instalados en Bitcoins hasta que la moneda alcance una funcionalidad generalizada, ¿cuánto tiempo estarán dispuestos a esperar? "Si tres años se convierten en 10 años, el mercado colapsará", dice el inversor Novogratz.

Lee: Bitcoin enfrentará regulaciones más estrictas en Europa

En cualquiera de estos escenarios, la naturaleza descentralizada de Bitcoin significa que hay pocas o ninguna palanca que los reguladores (u otra persona) puedan tomar para calmar la  implosión de Bitcoin.

Aún así, los grandes jugadores han decidido que estos son riesgos que vale la pena tomar.  

Dicen que todo no lo que brilla es oro, pero hasta ahora, individuos y pequeños inversionistas son los que han impulsado el fenómeno de Bitcoin.

Las personas pueden comprar fracciones de Bitcoin en incrementos de tan solo un dólar en intercambios de criptomonedas, por lo que los inversionistas institucionales han sido excluidos en gran parte del movimiento debido a los requisitos fiduciarios y de cumplimiento en cuanto a la custodia de activos.

Ahora eso está empezando a cambiar.

Compañías como Coinbase y BitGo están lanzando productos para inversionistas de peso pesado, ya que incluso los fondos de cobertura más estrictos y los administradores de riqueza soberana vienen a golpear.  

Se dice que Goldman Sachs está considerando lanzar una operación comercial de Bitcoin (la única inversión relacionada con criptomonedas del banco hasta la fecha, una startup llamada Circle, ya opera una mesa de operaciones) y según los accionistas, la afluencia de dinero inteligente podría eclipsar toda la riqueza actualmente invertida en Bitcoin, en teoría más que duplicando el valor de mercado, de un solo golpe.

Hay otra razón para creer que Bitcoin puede subir mucho más antes de que la gravedad reduzca su valor a algo estable.

Históricamente, algunas de las burbujas más fructíferas se han limitado relativamente: la burbuja de tulipanes holandeses del siglo XVII dejó poco daño colateral más allá de los Países Bajos; el boom de las puntocom que hizo explotar Silicon Valley, pero los mercados bursátiles internacionales se recuperaron relativamente rápido.  

Lee: ¿Cómo le fue a los futuros de Bitcoin en su primer día?  

Sin embargo, hoy cualquier persona en el mundo puede comprar Bitcoin, incluyendo personas no bancarizadas que van desde Afganistán hasta Zimbabue que nunca antes han tenido acceso a los mercados de capital.

"El hecho de que esta sea nuestra primera manía global", agrega Novogratz, "convertirá esta burbuja en la más especulativa de nuestras vidas".

Por esas y otras razones, dice Novogratz, "no sería una locura si la burbuja llega a 10 billones de dólares, y eso es 20 veces más de lo que es hoy".

En comparación, Nogrovatz agregó que las acciones de Nasdaq alcanzan un valor de mercado de más de 6 billones antes del estallido de la burbuja de las puntocom, sin considerar la inflación.

Por supuesto, el Nasdaq incluyó a Microsoft, Intel y muchas otras compañías que se establecieron como centros de negocios antes y después del desplome. Bitcoin, por ahora, sigue siendo un ornitorrinco de valor no comprobado.

Incluso el CEO de Coinbase, uno de los mayores beneficiarios de la manía, alberga inquietudes al respecto. "Probablemente estamos en una burbuja", confiesa Brian Armstrong a Fortune.

Con la valoración total del mercado de todas las criptomonedas muy por encima de los 500,000 millones de dólares y pocas oportunidades para usar estas monedas, Armstrong teme que "no hemos ganado realmente el valor de ese medio billón".

Sin embargo, en su experiencia, el precio de Bitcoin se ha disparado, la valoración se ha estabilizado a un nivel más alto, incluso después de los accidentes.

Cómo es que Bitcoin desafía a los fondos de capital de riesgo

En cuanto más se logre adecuar el precio de Bitcoin a sus capacidades, dicen los alcistas, es más probable que su tecnología alcance el bombo. "La especulación financiera que está ocurriendo, es tan importante para el desarrollo de la infraestructura", dice Demirors, de Digital Currency Group.

El director de desarrollo incentiva a los programadores y empresarios a dedicar tiempo y esfuerzo a los proyectos relacionados con Bitcoin.

Ahora, los fanáticos con visión de futuro están vertiendo riquezas recién descubiertas en la economía de criptomonedas, creando negocios orientados a blockchain, como Gemini, de los gemelos Winklevoss, o fondos de cobertura específicos de criptomonedas, como lo está haciendo Naval Ravikant, fundador de AngelList.  

¿Sales de vacaciones? Estos lugares te dejan pagar con Bitcoin  

Se necesita dinero para ganar dinero. Por otra parte, mientras más riqueza fluya en Bitcoin, el enfoque más conservador que puedan adoptar sus mantenedores será actualizarlo. Esto podría presentar una oportunidad para que otras monedas de cifrado superen a su precursor.

"Creo que la cuota de mercado de Bitcoin es una tendencia a la baja a largo plazo porque se están creando muchas otras tecnologías interesantes", dice Olaf Carlson-Wee, fundador del fondo de cobertura criptográfica Polychain Capital. "Como regla general, nunca apuesto contra las criptomonedas", añadió.

Para Jerry Brito de Coin Center, el futuro de Bitcoin no se trata solo del potencial de rendimientos ilimitados, sino de la promesa de que su hija crecerá en un mundo mejor. "Es un mundo donde puedes mantener tu dinero seguro, donde puedes comerciar con cualquier otra persona en el mundo", dijo.

Desde este punto de vista, el atractivo de Bitcoin no es el dinero, en sí, sino la tecnología.

Tal vez es por eso que Brito insiste en que no hay importancia fiscal en el nombre que él y su esposa finalmente eligieron para el bebé. La llaman Penny, pero es la abreviatura de Penélope.

Te puede interesar:

  • ...