Categorías: Destacado

Vehículos autónomos vs. conductores

Puede que los vehículos autónomos revolucionen la industria algún día, pero Estados Unidos podría enfrentarse a una grave escasez de conductores mucho antes de que eso suceda.

LA INDUSTRIA TRANSPORTISTA, la columna vertebral de la economía estadounidense, está cargando con más peso que nunca a pesar de una crítica escasez de conductores. Y ahora este punto de compresión está enviando señales de dolor a toda la cadena de distribución, desde distribuidores hasta mayoristas, minoristas y consumidores, en la forma de costos de envío que aumentan rápidamente. Hasta Amazon y sus miembros Prime están sintiendo el pellizco.

Este apuro no es reciente. La población envejecida de conductores que sigue disminuyendo debido al retiro, en combinación con la falta de nuevos empleados jóvenes en la industria, es un problema que lleva supurando durante 15 años. La Gran Recesión y los años siguientes lo enmascararon un poco; pero para el 2012, cuando la economía de Estados Unidos empezó a recuperarse, las fisuras se dejaron ver.

Los camiones de carga movieron el 70% de todas las mercancías en la Unión Americana y generaron ingresos de US$719,00 millones en 2017, según la American Trucking Association (ANA). “Podíamos verlos datos demográficos, y ahora finalmente están afectando,” dice Brian Fielkow, presidente y CEO de Jetco Delivery, una compañía de camiones de carga y logística con sede en Houston. “Esto no es algo que acaba de pasar”.

El origen del dolores específico. La industria llama “conductores de carga completa, OTR (over–the–road)” a quienes llevan mercancías a través de largas distancias durante días o incluso semanas antes de volver a casa. Ese estilo de vidano está atrayendo a millennials o al conjunto de jóvenes que valoran el balance entre su vida personal y su trabajo.

El sector de largas distancias, que emplea a cerca de 500,000 personas, necesitaba casi 51,000 conductores para finales de 2017, representando con esto al peor déficit que ha vivido. La falta de conductores calificados –algunas compañías se han quejadodequesóloentreel1y 2% de quienes aplican al empleo cumplen con los requisitos– tiene a las empresas compitiendo por los mismos trabajadores.

La carencia está creando consecuencias. Algunas compañías intentan atraer a los mejores empleados con mayor paga y bonos. El salario promedio para conductores en esta categoríaes de US$59,000 al año. Conductores experimentados que trabajan para flotillas privadas pueden ganar US$86,000 al año.

Cortesía de Waymo, UBER & NIKOLA

“Lo llamo la libre agencia de camiones de carga”, señala Bob Costello, vicepresidente senior de ATA, añadiendo que la rotación de personal anual es del 94%. Para mantenerse, los costos de envío están aumentando. En 2017, el ingreso promedio por milla, sin contar cargos de gasolina, se incrementó un 15% comparándose con el año anterior.“No creo haber visto tarifas tan altas”, aclara Costello. Pero los márgenes, que rondan el 5%, no se han movido porque las compañías transportistas destinan esos ingresos adicionales al reclutamiento y retención de conductores.

Los consumidores están empezando a sentir los efectos: recientemente Amazon subió su tarifa de membresía Prime, que incluye envíos gratis, de US$99 a US$119 al año. La empresa, que vio incrementar los costos de envío en un 38% durante el primer trimestre de este año comparado con el mismo período de 2017, aseguró que el creciente costo de transportar bienes es uno de los factores tras esta decisión.

Pese a que a la sabiduría común indica que la tecnología de vehículos autónomos va a eliminar la necesidad de conductores humanos, podría ayudar a reclutarlos y a reducir costos, al menos en el corto plazo.

“Comienza con los sistemas de asistencia al conductor; esa tecnología ya está aquí”, dice Ted Alling, socio director de la joven firma Dynamo y cofundador y ex-CEO de la compañía de logística Access America. Marcas como Freightliner y Volvo, están desplegando tecnologías, como la de asistencia para mantener el carril y adaptive cruise control que ya se encuentran en vehículos premium para pasajeros. Esas tecnologías podrían ayudar a incrementar la cantidad de conductores para que las flotillas puedan reclutarlos.

“Sí veo a la tecnología como una manera de traer a los conductores de vuelta al camión, no como una manera de sacarlos de ellos”, opina Fielkow. “Y llegará el día en que tengamos infraestructura y camiones autónomos. Sólo que no lo veo ocurriendo en los próximos cinco años”.

Por: Kristen Korosec
Fortune en Español

Compartir

Contenido reciente

CCE ve panorama laboral positivo para México por T-MEC

Tras el análisis de los textos finales del T-MEC el panorama se encamina de manera positiva para México: CCE. El…

5 horas atrás

Así va el servicio de la nube de Google frente a la competencia

Por Adam Lashinky Cada uno de los tres servicios más grandes, o empresas de cloud computing –Amazon, Microsoft y Google–…

6 horas atrás

Pepsi quiere apostar a las bebidas con café

Pepsi está subiendo la apuesta cuando se trata de bebidas con cafeína. Por Chris Morris El gigante de los refrescos…

6 horas atrás

Qué esperar de la economía en México para 2020

Tres economistas en jefe de grupos financieros en México comparten sus previsiones para este 2020. En 2020, México crecerá más…

9 horas atrás

Cambio climático pone en riesgo la biodiversidad: reporte

Los efectos negativos del cambio climático son cada vez más visibles de acuerdo a un informe de la Unión Internacional…

1 día atrás

UNAM dará curso masivo online sobre fake news y ciberseguridad

Con el objetivo de combatir la propagación de noticias falsas o fake news, la UNAM lanzó el curso masivo online…

1 día atrás